LAS PERSONAS TÓXICAS

   Las personas tóxicas emocionalmente son inmaduras, inseguras y egoístas ya que uno de sus objetivos es estar cerca de alguien para entablar una relación absorbente y explicarle todas sus frustraciones. Son personas nocivas para el bienestar mental de los que conviven en su alrededor. A veces pueden llegar a afectar de forma negativa la autoestima de quien lo escucha hasta el punto de hacer creer a la persona que le explica que el problema es suyo. 


Una persona tóxica es aquella que nos hace daño.
Una persona tóxica es aquella que nos hace daño.

Como identificar a una persona tóxica


-Sus ojos solo ven que pesimismo.

Viven rodeados de sus quejas, pesimismos y de sus propias críticas. Encuentran problemas a toda solución, para ellos no existe la motivación y todo es una montaña de problemas.

-Son las víctimas de todo.

En los tiempos difíciles solo ven obstáculos, no una oportunidad para crecer y aprender. Cuando estas con el/ella te hace sentir fatal con sus problemas y cuando pasas mas el tiempo a su alrededor te das cuenta que su tiempo de necesidad es todo el tiempo. 

-Son muy envidiosos/as.

Nunca se alegran de las cosas buenas que les puede pasar a las personas de su alrededor. Tienen envidia, es una situación poco agradable y saludable tanto para la víctima como para el envidioso/a ya que detrás de la envidia siempre hay baja autoestima, frustración y dolor.

-Muchas veces son ignorantes e infelices.

Se creen superior a los demás y esto les juega una mala pasada ya que no aprenden nada de los demás siendo ignorantes en algunos temas. Al tener malas actitudes y ser negativos no pueden vivir en paz con los que les rodea.

-Grandes manipuladores.

Son muy manipuladores, juegan sucio y suelen mentir. Tienen una gran capacidad para empatizar y cuando las conoces hay ciertas cosas que tienes que evitar hacia ellas ya que pueden contaminarte a ti y a todo el entorno.


¿Como evitarlas?

   Recuerda que proteger tus límites solo depende de ti. Cuando una persona tóxica quiere violar tus límites, allí estas tu para defenderte, defender tus derechos y reclamar tu territorio. Es importante hacer frente a las personas tóxicas, puedes hacerlo de dos maneras. Ponerla en su lugar o alejarte. Esta última es una opción más razonable y evitar problemas.


No te amarres a quienes no se alegran con tus éxitos.