LA PASIÓN EN LOS NEGOCIOS

La pasión es un volcán de emociones, un motor de vida que mantiene la llama del fuego evitando la rutina tanto en las relaciones afectivas cómo viviendo las cosas del día a día.

Siempre se ha relacionado la pasión con las relaciones de pareja y el amor, pero la pasión puede estar involucrada en cualquier aspecto de nuestra vida.

Una de mis frases favoritas es " Convierte tu pasión en un proyecto de vida" y la verdad es que lo he aplicado en mi negocio de Exialoe trabajando de forma que poco a poco e ido creciendo y al mismo tiempo ser feliz a lo que me dedico.

Pero algunas veces nos podemos encontrar que las cosas no funcionan como esperábamos entonces llegamos a un punto que la emoción y la pasión se han reducido o desvanecido por completo. 

Hay algunos pasos que puedes seguir para que no te pase:

1. Analiza tu negocio para saber que es lo que le hace falta para complementar acciones y tirar hacia delante. Una de las cosas que te recomiendo es que sigas y analices tu competencia, puedes utilizar información para crear ideas y de esta manera podrás reinventar tu empresa.

2. Hazte un plan de trabajo. Esos serán los objetivos con los que trabajarás y podrás crear estrategias para conseguirlos. Piensa que las personas que siguen su plan de trabajo, incrementan sus niveles de pasión y suben las posibilidades de éxito de su negocio.

3. Tienes que salir de tu zona de confort. Plántale cara al miedo y verás que no era para tanto. Cuándo el miedo te inmoviliza se convierte en un verdadero problema. Tenemos que buscar nuevos estímulos y nuevos retos que nos llevarán a tener mayores expectativas, aumentando nuestras habilidades ayudando a tener una vida más satisfactoria en todos los sentidos.

4. Busca formación, es una herramienta imprescindible para continuar con tu negocio. No te abrumes con tanta formación, te recomiendo que aprendas y luego lo pongas a la practica. Puedes encontrar a través de internet cursos gratuitos, pedir información a tu mentor para que colabore o conectarte con gente de tu campo a través de redes sociales o de alguna asociación.

5. ¿Cuándo piensas empezar?

Empieza hoy, no mañana. Define lo que te puede funcionar y qué no. Con paciencia y perseverancia se puede encontrar la pasión y te ayudará a ser feliz en tu empresa.